¿Cómo se realiza un Informe Epigenético?

Porto

La tecnología del laboratorio Cell-Wellbeing (CWB), está basada en los novedosos conceptos científicos de la física cuántica y utiliza un marcador biológico muy potente: el cabello. Este contiene una gama de frecuencias de información epigenética que se han acumulado y almacenado, gracias a los procesos homeo-dinámicos (en constante adaptación del organismo al entorno de un modo no lineal),  que ocurren a diario.

Un cabello almacena información de los factores epigenéticos que afectan  a tu biología celular. Esta información bio-epigenética, que se encuentra en la raíz del pelo, es relevante para  la salud, por ello el pelo se considera como un “gran biomarcador”, es decir, es tan exclusivo del individuo como su huella dactilar y guarda información epigenética porque comparte su origen embrionario con el cerebro.  El cabello pertenece al sistema tegumentario (formado por la piel, las uñas, las cejas, las pestañas y los dientes), el origen de este y el origen del sistema nervioso, proviene de la misma capa germinal pre-embrionaria llamada ectodermis, ambos son órganos sensorios, capaces de detectar la información del medio ambiente por medio de un amplio rango de frecuencias, que generan en el cuerpo humano distintas respuestas fisiológicas.

El folículo piloso es la parte de la piel en la que se concentran células madre y células fibroblastos. Estas células contienen información metabólica y energética, acumulada allí durante mucho tiempo. Cada cabello se desarrolla en un folículo piloso, la estructura cutánea más dinámica y una de las más activas de todo el organismo.

En la base del cabello, una fina red de vasos sanguíneos forma la raíz del mismo. Alrededor de esta hay una estructura blanca llamada bulbo, visible al arrancar cabellos sanos. Esta información que contiene el bulbo es única y es producto inducido por el micro-ambiente interno del cuerpo humano en respuesta a la epigenética que puede ser decodificada, traducida e interpretada por la tecnología que hay detrás del S-Drive.

El procedimiento es el siguiente:

1.- Se quitan cuatro pelos con su raíz de la parte de la nuca a poder ser y las colocamos sobre el oscilador del S-Drive. Estos son escaneados y su información es digitalizada y enviada automáticamente a través de una conexión de internet al “Centro de Información Digital CellWellbeing” en Hamburgo, Alemania.

2.- La información regresa en forma de un informe de amplio espectro, denominado “Plan de Optimización Natural”, basado en la hemodinámica del cabello y su información epigenética.

3.- El estudio obtenido contiene información nutricional relevante para la mejora funcional de la persona. Resalta las cinco categorías principales que necesitan ser atendidas y en orden de prioridad. Esto incluye toda la información nutricional, situaciones de oportunismo microbiano y de toxicidad, así como de sensibilidad a determinados alimentos y aditivos que necesitan dejar de ser consumidos.